Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
25 septiembre 2015 5 25 /09 /septiembre /2015 23:29
Compartir este post
Repost0

Comentarios

mehdi mountather 11/12/2015 12:05

La fin des virus de la terre israél et Daech immédiatement pour éviter l'extermination des satellites et les crash d'avions par ces soldats d'ALLAH les astéroïdes les météorites les boules de feu et les tempêtes solaires si la fin du monde le 13.11.2015 aux non musulmans de se convertir a l'islam pour éviter l'enfer l'augmentation des séismes c'est la fin du monde en islam facebook l’architecte des révoltes arabe et la propagation de Daech normal facebook dejaal l'antéchrist.

Yehoshua Erlich 10/17/2015 12:19

Verdaderamente, es increíble hasta dónde está dispuesta cierta gente a llegar en sus creencias con tal de defender sus posturas viscerales. Vamos al punto: Los detractores del Estado de Israel, entre otras cosas, dicen que es un Estado ilegítimo porque su población no es originaria de allí. La base de esta idea es la suposición (aunque tú lo des como un hecho pretendidamente comprobado) de que los judíos de Europa del Este son, en realidad, descendientes de un antiguo pueblo en parte eslavo, en parte turco, conocido como los Jázaros, que en el siglo VIII se convirtieron masivamente al Judaísmo, y en el siglo X lo sustituyeron. Cualquiera que sepa un poco de historia puede ver a simple vista que semejante creencia es IRRACIONAL. El argumento de los “judíos jázaros” está íntimamente ligado al antisemitismo moderno. Tu supones que los judíos son Jázaros desde el siglo X. ¿Por qué no existe NINGÚN registro documental que hable del asunto? ¿Por qué NINGÚN rabino sefaradí se quejó de que “en el norte de Europa una tribu eslava está empezando a sustituir a nuestros hermanos judíos…” o algo semejante? ¿Por qué NADIE absolutamente NADIE habló del tema? Una sustitución completa de una población, con todas las afectaciones obvias al lenguaje, las tradiciones, la identidad, la comida, la religión, no puede pasar desapercibida. Entonces, el hecho de que entre el siglo X y el siglo XIX (¡900 años!) NADIE haya hablado del asunto de una sustitución, nos deja con dos alternativas: o bien ni los judíos sefarditas, ni el clero católico, ni el clero protestante, eran capaces de distinguir a un eslavo de un judío, o bien el asunto de la sustitución es un cuento. El primer autor en proponer (y recalco: proponer) que los judíos ashkenazíes serían (y recalco: serían) una población mixta, hebrea y eslava, fue Ernest Renan en 1882 en su libro “El Judaísmo como religión y como raza”. Luego, sus ideas fueron retomadas por Lothrop Stoddard (uno de los principales teóricos del racismo) que en 1926 escribió un texto en donde propuso, por primera vez, que el origen de los judíos de Europa del Este sería mayoritariamente Jázaro. Está sobradamente claro que esta creencia surgió apenas con la modernidad, y se asentó en un contexto ideológico europeo abiertamente proclive al antisemitismo. Sin embargo, los adherentes a esta creencia (la mayoría de ellos abiertamente proclives al antisemitismo) apelan a (¡COMO TÚ!) que un autor judío validó esta teoría: Arthur Koestler. Un caso patético Arthur Koestler (1905-1983) fue, básicamente, un novelista con una vida trágica. Comunista y luego anti-comunista, sionista y luego anti-sionista, religioso y luego ateo, vivió siempre afectado por serios desequilibrios emocionales, y acabó por suicidarse. Koestler fue el primer judío con cierta reputación en el mundo de las letras en afirmar que los Ashkenazíes eran, en realidad, Jázaros, pero sus investigaciones fueron rápidamente desacreditadas por otros especialistas, señalando que Koestler tenía una facilidad sorprendente para confundirse. El mejor ejemplo es el hecho de que Koestler se basó, principalmente, en el libro “Historia de los Judíos Jázaros”, de Douglas Morton Dunlop (1909-1987), uno de los más destacados orientalistas de Oxford. Curiosamente, en ese libro el propio Dunlop explica que la evidencia para vincular al Judaísmo Ashkenazí con los Jázaros está sustentada en evidencia muy frágil, y semejante idea no merece ser considerada más que una presunción. Peor aún: el propio Koestler admitió que había elaborado su libro “La Treceava Tribu” para intentar deslindar a los judíos del clásico antisemitismo europeo, al tratar de convencer al lector que los judíos modernos no podían ser responsabilizados por la muerte de Jesús (el famoso mito del “deicidio”) por ser… jázaros. Que alguien como Koestler haya escrito el tipo de libros que escribió no es extraño. Pero que los adherentes al asunto Jázaro suelan citarlo como “un especialista judío que reconoció el origen jázaro de su pueblo”, no tiene precio. Y, claro, tampoco tienen mejores fuentes documentales. Los Jázaros Y a todo esto, ¿qué es lo que sabemos de los Jázaros? Sabemos que fueron un reino establecido en la zona norte del Caúcaso, principalmente alrededor de la Península de Crimea. Sabemos también que se desarrollaron durante el primer milenio de la Era Común, y llegaron a ser una fuerte potencia militar que mantuvo a raya las invasiones islámicas, pero que también combatió con éxito en muchos momentos al Imperio Bizantino. Finalmente, sabemos que en el siglo X su sistema político colapsó y el reino fue destruido. Hasta donde se ha podido comprobar, su población no fue étnicamente homogénea, y estuvo compuesta tanto por eslavos como por grupos muy cercanos a los turcos. De su religión no hay gran cosa: sabemos que originalmente adoraban al dios Tengri, pero según las crónicas de la época, optaron por cambiar de religión. El problema es que no sabemos a ciencia cierta a qué religión se cambiaron. Hay crónicas cristianas que dicen que se hicieron cristianos; hay crónicas musulmanas que dicen que se convirtieron al Islam; finalmente, hay una crónica judía que dice que el gobernante se convirtió al Judaísmo. Lo que sí es cierto es que, hasta el final de su existencia como reino, Jazaria fue un lugar muy tolerante en materia religiosa, y prueba de ello es el hecho de que el rey tuviera dos consejeros judíos, dos musulmanes, dos cristianos y uno pagano. Se supone que a mediados del siglo VIII hubo una conversión al Judaísmo, pero HASTA DONDE LAS INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS HAN PODIDO DEMOSTRAR dicha conversión sólo incluyó a la aristocracia. NO EXISTE EVIDENCIA alguna que nos haga suponer que hubo una conversión masiva de la población. Incluso, en los estudios más extensos que se han hecho sobre Jazaria, el tema de la supuesta conversión al Judaísmo siempre es tocado de manera colateral. En realidad, resulta irrelevante para los estudios Jázaros. Con el colapso del Reino Jázaro, la población se dispersó en las zonas aledañas, y en ese punto es donde se supone que los que habían tomado la religión judía se dirigieron desde Crimea hacia Ucrania, y luego a Rusia y Polonia, fundando de ese modo el Judaísmo en Europa del Este, considerado el mayoritario hasta la fecha y el que fundó el Estado de Israel en 1948. Bueno, ahora hay tres argumentos que refutan esta suposición. El primero, el puro sentido común. El segundo, de manera bastante contundente, las investigaciones genéticas modernas. Y el tercero, de manera definitivamente irrefutable, el lingüístico. Un poco de sentido común nos dice que…El Judaísmo Ashkenazí no se inventó de la noche a la mañana. Fue un proceso que tomó siglos enteros, y en los cuales se vieron involucradas muchas migraciones de judíos que, desde Italia, atravesaron los Alpes y se establecieron en Europa del Norte, principalmente lo que hoy es Alemania (de hecho, el nombre hebreo para Alemania es Ashkenaz); (Entonces “Judaísmo Ashkenazí” equivale, en su contexto inicial, a “Judaísmo Alemán”).Ya en las etapas finales del Imperio Romano, hacia el año 300, había grandes poblaciones judías alrededor de Colonia (Köln) y de París. Esta fue la base para la consolidación de un Judaísmo con características locales (noreuropeas). Hacia el siglo X, cuando se supone que los Jázaros “fundaron” el Judaísmo Ashkenazí, en realidad existían comunidades judías desde Francia hasta Rusia, por lo que hablar de una sustitución resulta absurdo. Semejante proceso social, cultural, demográfico y hasta religioso no hubiera pasado desapercibido para la gente de alrededor (judíos y cristianos por igual), y el puro hecho de que NO EXISTA ninguna fuente documental que hable de algo semejante, es suficiente prueba para desacreditar el resto de la teoría .Pero hay mejores argumentos. Las investigaciones genéticas El estudio del cromosoma Y de las poblaciones nos permite reconstruir los flujos migratorios de la humanidad, ya que contiene una cápsula de información genética conocida como Haplogrupo, que permanece intacta sin importar cuántos siglos pasen. Me refiero a esto: si un vikingo llegó hace mil años a donde vivían mis ancestros y se le ocurrió casarse con una de mis ancestras y yo soy descendiente directo, por la línea paterna, de ese vikingo, mi información genética va a demostrar que, de uno u otro modo, llegaron vikingos al lugar donde vivían mis ancestros. Todas las investigaciones relacionadas con el tema del Haplogrupo en las comunidades Ashkenazíes han demostrado INEQUÍVOCAMENTE que la abrumadora mayoría de los Judíos Ashkenazíes , y sobre todo el uso de los idiomas alternos (alemán, polaco, ruso, pero sobre todo Yiddish) evidencia una evolución lingüística normal si tomamos en cuenta las múltiples migraciones que estas comunidades sufrieron. En ningún momento aparece la huella de una sustitución masiva de la población. ¿A qué tipo de “huella” me refiero? Pongo otro ejemplo: hay un proceso de dos siglos en el que todas las culturas del Mediterráneo fueron invadidas por una identidad cultural y, por lo tanto, lingüística, proveniente del extranjero: Roma. Los romanos hablaban latín, y en su calidad de gobernantes, impusieron el latín en sus colonias. ¿Qué fue lo que sucedió en sus conquistas occidentales? Que el latín se fusionó con las hablas locales, y así surgieron las Lenguas Romances. Ese es un claro ejemplo de cómo un proceso de conquistas que abarca los siglos I AEC y I EC repercuten, afectan y transforman la evolución lingüística que, hasta antes de eso, se vivía en los lugares conquistados. O veamos lo que sucede con el español entre los hispanos en los Estados Unidos: cuando un hispano se tiene que asimilar a un entorno angloparlante, irremediablemente se acostumbra a hablar en inglés, y lo más seguro es que sus hijos y nietos ni siquiera aprendan a hablar español. En cambio, si encontramos a un hispano en algún barrio de Los Ángeles, pero hablando en “spanglish”, se hace evidente que se desenvuelve en un medio donde los angloparlantes son minoría, y por eso allí se ha desarrollado una variante del español que ya no puede ser identificada como español. Entonces, si los judíos establecidos en Alemania hablaban Yiddish, y se llevaron el Yiddish a Europa del Este, al ser supuestamente asimilados por una abrumadora multitud de Jázaros, el Yiddish debía haberse transformado. En realidad, desaparecido. Pero no. Sobrevivió, y con bastante buena salud, al punto de que pudo soportar el embate del Holocausto. Eso sólo puede ser entendido de una manera: el grupo de judíos alemanes fue mayor, abrumadoramente mayor, al de judíos jázaros. Por eso, los posibles judíos jázaros se asimilaron a la cultura Yiddish. Conclusiones El mito de un Judaísmo Jázaro es un típico mito xenófobo surgido en las postrimerías del siglo XIX, y consolidado con el auge de las teorías racistas del siglo XX. Por eso, ha sido usado sistemáticamente por los grupos o autores rabiosamente anti-israelíes, toda vez que es una idea de connotaciones estrictamente políticas. Carece de cualquier sustento en la realidad. Cuando he debatido estos temas con los rabiosos anti-israelíes, al final siempre aciertan a decir que “todo eso de las investigaciones y bla bla bla es propaganda sionista…”. ¡Y listo!. Esa tontería es tan antigua, que hasta nombre en latín tiene: se llama “Falacia Ad Hominem”, y consiste en que en vez de presentar argumentos, se descalifica al oponente por la razón que sea. En este caso, por ser sionista. Queda muy claro el tema capital de la controversia: el lingüístico. Explícame,¿cómo un grupo de eslavos que huían de una catástrofe hacia otros países eslavos, acabaron por desarrollar una de las más bellas lenguas germánicas que hayan existido?.